Estaba claro que esto sólo se le podía ocurrir a un japo.

via pixelydixel
Anuncios