Matt Kirkland es un diseñador que de vez en cuando tiene ideas geniales, como pegarles ojos a los objetos callejeros o quitarles a los peluches toda esa capa de algodón que sólo sirve para agobiarles y dejarles lucir dignos todo su explendor robótico.

11

2

3

(mucho más bonitos así, donde va a parar)

via microsiervos
Anuncios